Buscar

10 mar. 2015

¿Tienes 101 días de felicidad? ¿Jugamos?

¿Tienes 101 días de felicidad? ¿Jugamos?

101 días de felicidad

Casualmente "pasaba" por Youtube. Muchas veces saco ideas en Youtube y en Pinterest.



En esto de los 101 días de gozo, me quedé, no sé como expresarlo, estupefacto, sorprendido. ¿Perdido?
¿Eres feliz 101 días?
Puede que sí, o intentas parecerlo. O, ¿Eres feliz de cara a la galería? Chica, chico me alegro, pásame la fórmula.
Te cojes un almanaque, un calendario, arrancas las otras doscientas sesenta y pico páginas, y como quien va a hacer dieta: anotas el peso a diario, a ver como evolucionas cada día.
¡Manos a la obra! Vamos a tener 101 días de felicidad. Si estás triste, ¡Fuera, la tristeza! Si lloras, no llores, vende pañuelos y quizá llorarás menos.
No es broma: Hay que intentar ser feliz cada día, aunque si ese día no has sido feliz, lo serás el siguiente. Tampoco vas a poner cara de póker. Ni tampoco vas a ser infeliz cientoun días. Ser infeliz cien días quema, es una tortura. Algo falla. Aunque diría que más que feliz o no, es estar en calma, conseguir un estado neutro, no frialdad, no indiferencia. Ese lugar común no es fácil ¡Intentálo! Pónlo como meta.

¿Tienes 101 días de felicidad? ¿Jugamos?


¿Porqué 101 y no 100?

Simplemente por que desde el 101, vas encarrilada, encarrilado, has cogido el camino.

Pero no intentes ser perfecta, perfecto.
Sólo y al final del día, busca un lugar tranquilo, donde no te moleste nadie.
No, no te hagas la pregunta de si has sido feliz ese dia.
Deja fluir las ideas y anótalas, si puedes.
Construye frases de felicidad y haz tu propio diario o pégalas detrás de la puerta, en el espejo de tu baño. Funcionan como un mantra, o sea a base de repetirlas se quedan grabadas en tu mente.
¿Qué mejorarías?
Haz un DAFO  personal, pero libre de tecnicismos y censuras. No te autocastigues, busca cómo puedes conseguir la motivación para ser cada día lo que realmente soñaste. Gira en esa dirección, con una cara de complicidad, sin perfecciones, tambien comparte esos mensajes de felicidad. Cuanto más seas tú, más estarás en el camino. No hay recetas de la felicidad. Empieza a decir NO, no seas esclavo de los aplausos de los demás, porque al final o a la postre, tu satisfacción personal, será la que te haga feliz, y tu felicidad se contagiará a los demás.

Cuando estés acorde contigo mism@  y veas fluir, salta, camina.
¿Jugamos?

Pongo un vídeo de Clara Avila, una de las socialmedias que admiro en las redes sociales, por su naturalidad:

Minuto 12:09



Derechos de foto: Freedigitalphotos.net
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...