Buscar

10 ene. 2015

Lo barato sale caro,buena relación calidad-precio y lo caro

Lo barato sale caro


forma parte del refranero, lo barato sale caro, como algo que al final tendrás que pagar doble. Sin lugar a dudas en estos siete años de crisis, ocho para unos, siete para otros. No hay acuerdo al respecto, han sucumbido millares de pymes y se han abierto nuevas y un tanto por ciento (no tengo datos) han sobrevivido.

Se han inventado palabras traídas de fuera como el LowCost,  ideado inicialmente por líneas aéreas comerciales Se le denomina  LowCost como sinónimo de  bajo coste que consiste en la política de empresa de precios bajos,  motivada por la bajada en la demanda del consumidor, al perder poder adquisitivo.

Otro refrán dice que el hambre agudiza el ingenio y para ello y gracias a las redes sociales, se idea en los últimos tres años durísimos, para los pequeños comercios, iniciativas como el CashMob, para apoyar a los comerciantes sobre pagos sobre alquiler y otros gastos puntuales.

Lo barato sale caro, en versión negativa sería cuando la palabra barato sea sinónimo de mala calidad, de usar y tirar. Hay una máxima de un gurú, llamado Guy Kawasaki o eres diferente o eres barato, donde Christian DvE hace un fantástico análisis del asunto.

Entonces al punto donde quería llegar es a usar dos cuestiones, que van relacionadas:

Lo barato sale caro: como un producto de mala calidad.

¿Cuando percibir que un producto barato es de mala calidad?

Independiente del precio, es lo que el cliente o usuario percibe de buena o mala calidad.

Fíjemos en un jersey, camisa, cojámoslo al tacto, al igual que se coge un billete de 10 Euros e intentemos rasparlo si es bueno o falso.

Un  tacto demasiado suave, que se deshilacha fácilmente, en un principio no es de mi confianza. Una mesa, que cada tres por cuatro, empieza a crujir, tampoco es de mi confianza.

A veces, o muchas veces en esta desgraciada o desafortunada época, no ha habido más remedio para una gran parte de la población, y el LowCost ha venido a suplir esa carencia de calidad, ajustando los pequeños comercios los márgenes, para ofrecer una buena calidad-precio, entre otras cosas porque no son líderes en precios bajos, salvo que hubieran constituido  centrales de compras o  cooperativa de detallistas, que en España no es muy común en algunos sectores.

A raíz de ello, tenemos varias cuestiones:

1. Lo barato sale caro: en principio no es recomendable, porque producto barato de mala calidad hace que tengas que comprar en poco tiempo otro nuevo, salvo que tengas la suerte que salga bueno.

Barato en Ingles, o eso de tener que comprar otra vez:

Buying cheap things is false economy, cheap things turn out expensive in the end

Tenemos varias opciones. Lo barato:

2. sale caro, según para quién, porque hay quien le ha sacado partido a lo barato.

¡Que Barato!

3. es barato, en una vertiente un poco elevada de precio: buena RELACION CALIDAD-PRECIO.

[caption id="attachment_16852" align="aligncenter" width="255"]lo barato sale caro Lo barato sale caro,buena relación calidad-precio y lo caro[/caption]

Y ahora viene una contradicción aparente o ¿real?

Existen opiniones divergentes en el sector servicios, y concretamente en marketing y socialmedia, con todo respeto, cuando se habla de precios, veo precios (salvo excepciones) desorbitantes, que me hacen pensar, si es que usan la coyuntura económica, debilitada de los pequeños negocios, para poner libertad al alza de honorarios. Pensar que porque quieres "revitalizar las ventas" de una EMPRESA, has de cobrar caro, no lo veo adecuado.

[Tweet "Pensar que porque quieres "revitalizar las ventas" de una EMPRESA, has de cobrar caro, no lo veo adecuado."]

Sinceramente. Tampoco tirar los precios. Y voy al asunto de calidad-precio adecuado, y basado en resultados. Porque de poco sirve que seas caro y no consigas resultados.

[Tweet "Porque de poco sirve que seas caro y no consigas resultados. "]

relacion calidad precio

Curiosamente las pymes bajan los precios para ser competitivos, y algunos marketers disparan precios. No existe adecuación, porque también hay un dicho: O todos jugamos, o se rompe la baraja.

[Tweet "O todos jugamos, o se rompe la baraja"]

Personalmente considero dos puntos:

Si la empresa lo paga, estupendo.

Si no lo paga, cliente perdido, salvo que tengas un "caché" (estés casi de cerca a una celebridad, seas un líder de opinión o un influencer, con una amplia red de contactos "probados").

En mi modesta opinión, y es lo que están haciendo otros marketers, es cobrar un precio inicial bajo. y en base a resultados, un porcentaje.

Puede deberse también a la estructura de los clientes: Tener muchos clientes, los fijo en base a mi "salario básico" y los precios son más económicos. Tener pocos clientes, tengo que cobrar caro.

Al respecto, he leído un post, que recomiendo:

Vende barato, pero con elegancia...

Lo barato sale caro


o  ¿Sigue siendo barato?

Lo dejo a debate.

Derechos de foto:

Daquella manera via photopin cc

Javi Vte Rejas via photopin cc
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...