Buscar

1 sept. 2014

¿Has decidido ya, Salir de la Botella?

Salir de la Botella


es la punta de lanza o el inicio de la carrera de cualquier actividad, o más concretamente, salir del bucle de la indecisión que puedas estar metido o metida.

Ahora iniciamos la vuelta de las vacaciones para quien las haya tenido, o haya relajado un poco su actividad. Si eres un emprendedor y tienes la idea, has de contar con expertos que puedan orientarte, hablar con personas que ya han conseguido la meta donde quieres llegar. No tengas prisa,

las prisas en la vida son malas consejeras

[Tweet "las prisas en la vida son malas consejeras"]

Una observación: cuando utilizó la forma masculina, también me refiero a la femenina.

En busca de un amigo, de Eduardo Roselló, que no está en las redes, entre otras cosas porque no sean de su agrado, o esté perdido por medio mundo, descubrí de mí biblioteca "Salir de la Botella", editado por su propia editorial, valga la redundancia, Los Libros del Comienzo. A parte de instructor, también fue (o seguirá siendo) un emprendedor. Consiguió los derechos de un libro de Autoayuda, lo tradujo, y el libro fue un gran éxito, el motivo del arranque de su editorial, y el que motivó la edición de más libros, tanto de autores distintos como de él mismo.

[caption id="attachment_15597" align="alignright" width="300"]salir de la botella ¿Has decidido ya, Salir de la Botella? Escribía sobre una mosca, y ha salido una avispa.[/caption]

Hará unos dos meses, publicaba y a la vez comentaba otro de sus libros: Cuando vives en tu corazón, los milagros suceden.

No hablo de milagros, MILAGROS, alucinantes como nos han ido transmitiendo desde el origen de los tiempos, sino de situaciones en que te sientes pleno de vida, de energía de cosas por materializar. Milagros como el post de Ricard Lloria que colaboró en el blog

Para ello, has de

salir de la botella


y agarrarte los machos, que vas a despegar.

Como elenco y atendiendo a la pirámide de las necesidades de Maslow, citaría:

1. Cambio, ¿Hasta dónde estás dispuesto a cambiar para conseguir tu objetivo. Sabemos que el hábito no hace al monje, o ¿sí?. Eres dueño de tí mismo. ¿Quién va a cambiar por tí?

[Tweet "Eres dueño de tí misma. ¿Quién va a cambiar por tí?"]

2. ¿Cual es tu cristal? ¿Con qué cristal ves las cosas? Depende de tu elección.  Como habrás leído y visto en muchos sitios: si tienes una actitud positiva, los cambios se sucederán de forma más rápida. Una actitud negativa puede significar uno o dos pasos hacía atrás en tu meta. Así que observa qué piensas y qué dices. ¡Oh, no!, no vayas así por la calle, analizando lo que haces bien o mal, porque sinceramente te la pegas.

3. Relajación. Otras de las cosas a la que más límite ponemos y adornamos con excusas: no puedo, no tengo tiempo, tengo que descansar, tengo que hacer la cena. Primero como dice Louise L. Hay, sustituye el puedo por el tengo. Tener que hacer supone una obligación. Poder hacer, te da elección. ¿Seguro que no tienes 15 minutos para relajarte, antes de ir a dormir? Recuerda, una cosa es descansar y otra diferente dormir. Dormir es echarte en la cama o en algo para cerrar los ojos. Descansar, es destensar y procurarse un sueño cómodo.

4. Ama y alimenta tu cerebro.

Muchas veces hemos comparado el cerebro (brain, en inglés) a un ordenador (computadora o personal computer PC). De hecho en tiempos remotos,- hará unos 40 años-, se hablaba de "cerebro electrónico". Lo mismo que en el ordenador, procuras por todos medios que no entren virus informáticos, igualmente hemos de hacerlo con nuestro cerebro. Entroncando con el punto 2, sobre la actitud positiva, ¿Le meterías basura a tu cerebro?

Si cuidas tu cerebro, el cuidará de tí y permitirá que avances hasta tus logros.

[Tweet "Si cuidas tu cerebro, el cuidará de tí y permitirá que avances hasta tus logros."]

Así que es mejor que lo cuides y alimentes si deseas Salir de la Botella. A menos que todo te vaya estupendo, por lo cual me alegro y te pediré recetas de tu éxito.

Considero que una de nuestras misiones en la Tierra, es que hemos venido a aprender.

5. Aprender a soñar:  Entraría en una materia ardua, de la que no soy experto: En la interpretación de los sueños. Aún así sólo te diría ¿De que depende de que amanezcas un día de una forma distinta a otro? Depende, de que depende, seguro que cuando he dicho esta palabra estabas pensando en la canción de Jarabe de Palo.

Y por último, la conclusión que me lleva hasta aquí

6.

Es el momento de salir de la botella


¡Ahora!¡Ya! El ya que pongo, es el adverbio de rapidez y emperimenta la prueba-error. Si no sales del vidrio, te quederás atrapado y nunca sabrás lo que te has divertido en el camino.

Y aquí viene la moraleja de la historia, versionada de distintas formas:

Cuentan que en una ocasión, una mosca se quedó atrapada en el fondo de una botella de leche. La mosca por todos los medios intentó subir para escapar. Ya casi desesperada, se le "encendió la bombilla" de su pequeño cerebro, y pensó: Si pongo a mover las alas alrededor de la leche, está puede convertirse en mantequilla y podré salir.

Así fue como el insecto consiguió salir.

Por favor, No dejes de soñar


[twitter name="germamy"]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...