Buscar

9 jun. 2013

A un milímetro del abismo,crisis soportada por las pymes

A un milímetro del abismo


[caption id="attachment_20431" align="aligncenter" width="177"]abismo A un milímetro del abismo,crisis soportada por las pymes[/caption]

Con este título peco de dos cuestiones encontradas, una es la posible salida de la crisis con el reguero de sufrimiento que ha llevado, los titulares de la prensa de estos últimos años agoreros de nada más que malas noticias y de otro el displacer de ver si aún no se sale del túnel. Sería esperanzador salir del abismo.
Porque una cosa sí tengo clara, en esta crisis como en las guerras ha habido vencedores y vencidos, y ambos frentes a cara de perro.
Sé que este post no le va a interesar a nadie, mas lo lanzo al viento, como si fuera un papel o lo lanzo en una botella lo introduzco en el mar, por si a alguien le llegara.
Hace unas horas, en un tuit-debate, al director del diario granadino IDEAL, le formulaba la afirmación: ¿Por qué no se hizo, antes? ¿Qué teníamos que esperar?

Porque no soy un agorero. Este abismo lo veía y además lo escribía como queda constancia en los posts que escribí entonces. De que hablen ahora de pactos de la Moncloa y demás, me suena tardío, me llena de decepción y la sensación que durante este tiempo han mirado para otro lado.

Y según la prensa, no ha habido ni día ni hora que saltara un escándalo, preguntándose el pueblo llano: ¿Cómo es posible que esto ocurra?

¿Cómo es posible que haya escándalos de máximo nivel, cuando la gente está pasando hambre, desahucios: las echan de sus casas, entre otras cosas porque el sueldo no le llega, para cumplir una pena: la de pagar una casa que ya no es suya?

Se vuelve a cumplir aquella máxima que comenté en otro post del gran fílósofo Hobbes:

El hombre es un lobo para el hombre.
Triste conclusión de pasar de la alegría de vivir en un estado del bienestar a caer en el mayor abismo
Lo que le interesa a la sociedad es que salgamos del abismo donde estamos metidos y de una vez se empiecen a ver cambios y soluciones. Es lo ideal, para que uno se sienta orgulloso de sus colores, como cuando ganan nuestros deportistas algún trofeo o campeonato.
Tengo la sensación de que no me quedan fuerzas, de que ni siquiera alegría, alegría sí, para ver como otros por fin, podrán disfrutar de lo que se le ha negado. A mí, he perdido seis años de mi vida, pero he ganado en sabiduría, en quién te sigue y en quien no puedes confiar. Si algún día llega tan anhelado éxito, dáme un telefonazo. Y es que a nadie le importan las pymes ni los sudores de los trabajadores autónomos .

Derechos de foto: Henrique Vianna Pinho via Compfight
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...