Intimo y Personal: el sufrimiento del autónomo


Es como si fuera la historia de un cuento: Intimo y personal el sufrimiento del autónomo.

Es el cuento (porque lo cuento, no porque sea mentira), la historia de hoy, o del hoy.



Que más da. A ello se une un sufrimiento que emerge del alma inquieta, Es el sufrimiento de la pyme. Es la sensación de que cada día es más difícil sobrevivir y si a la vez chocas con el jefe o con otro directivo, da la sensación de vacío, de que todo lo que has llevado en esta situación (crisis para unos es hundimiento y para otros oportunidad: la oportunidad de los afortunados y de los indignos)



Intimo y Personal


es mi propia historia. Muchos son los llamados y pocos los elegidos. Y dentro de los elegidos no estoy. Es como si me hubieran suspendido. Esa es la sensación de desasosiego personal, incluso la de masoquismo, pues me dirán ¿Que hago aquí escribiendo a las 1,11 de la madrugada, hora de España, cuando tengo que madrugar? Hago de mi historia, una batalla vacía que se cierne sobre las tinieblas. Intimo y Personal.
Mañana estaré como un vendo. Se quejará el jefe, se quejaron los compañeros y yo, me estaré durmiendo, en los laureles.
Por eso este blog es

Intimo y Personal, es un sufrimiento,


porque es el último y porque con él tiro la toalla.
El sufrimiento de la pyme, es el sufrimiento de los autónomos, que como ven reitero día a día, porque es una lucha de sacrificio y esfuerzo donde nadie nos da nada y si nos da a qué precio.
Han confundido valor y precio, mapa y territorio.
Ha muerto Hugo Chavez.
Sólo me queda el recuerdo aquel de Su Majestad, gobernando el Señor Rodriguez, espetándole Su Majestad: Porqué no te callas.
Y eso es lo que precisamente voy a hacer ahora, callarme y acostarme.
A ver si otro día tengo más energía para poder contar cosas de pymes, que son la auténtica y verdadera salvación para este pais.
Este es mi diario

Intimo y Personal


Mientras pueda, tendré una cita contigo. Quizás no, porque puede ser otro blog más.

Imágen: Pixabay