Variedades de café. Cómo degustar un buen café


Entre las variedades de café, encontramos dos clases, si atendemos al café como surge en la naturaleza:
El café arábica y robusta. Disfruta de un sorbo de buen café, sea entero o descafeínado, más intenso o menos.

El café robusta contiene mucha cafeína, más que el que café arábica que es más suave.
El robusta tiene más cuerpo, aunque es más amargo. Por el contrario el arábica es más suave y más "dulce" al paladar.

variedades de cafe

En cuanto al tipo de molido del café:

  1. Natural
  2. Torrefacto
  3. Mezcla de natural y torrefacto

En cuanto a la intensidad: Existen varios tipos de cafés:

  1. Intensidad 9, que en la clasificación de cafés Nespresso correspondería con un café muy fuerte
  2. Intensidad media entre 5 y 6
  3. Intensidad baja 4
  4. Cafe descafeinado → sin cafeína
En cuanto al lugar, hablamos de las clases de cafés:
Café de Colombia, el más conocido y usado en Europa, tiene aroma fuerte.
Café de Brasil, con un sabor más suave que el de Colombia
Café de Jamaica, aromático y suave.
Si extendemos la geografía nos encontramos con cafés de Africa, destacando el café de Kenia. En el continente asiático, el más destacado es el cafe de India.


Aunque el principio del post puede parecer soso, el argumento es otro:

Las Sensaciones

Sensaciones que producen probar distintas clases de cafés


Uno de los momentos, de pausa, en desayunos, después de la comida, en la merienda, degustar un buen café, o en reuniones sociales y tertulias, es uno de los hábitos o costumbres que aún permanecen, como en los paises anglosajones y asiáticos degustan el té.

Aunque esa tendencia no es absoluta, pues el caso de Starbucks, que rompió esa tendencia en China, donde eran grandes consumidores de té, o en el caso de Japón, que el público hacía grandes colas.

La pausa del café


La pausa del café  es todo un ritual en Occidente y se ha extendido en Oriente gracias, al éxito innovador de Starbucks, que se preguntó ¿Porqué no?

A  las cinco de la tarde es una pausa (valga la redundancia) obligada, por dos motivos, el primero por ir desacelerando del trabajo y la segunda según el contertulio o contertulios que tengas, por intercambiar impresiones de forma distendida sobre los tiempos del ayer, hoy y mañana.

Recuerdo aquellos años de facultad, cuando te detenías entre clase y clase y degustabas un café solo o café con leche. El ritual del café permanece en nuestras vidas.

Sólo disponíamos de quince minutos entre clase y clase, para degustar su aroma, rico en arábicas y un poco de robusta.

El aroma entonces no me quitaba el sueño, sino que me espabilaba, y me emergía en la clase magistral del catedrático o del profesor titular.

Quien inventó el café, digo la forma de molerlo, tostarlo y luego infusionarlo, consiguió un logro hasta el punto de que nacieron las cafeterías, por la costumbre de estar sentados en torno a una taza de café. Y establecimientos como Starbucks han hecho historia, y con ello destacando el uso de café como se sirve en Italia y de ahí ha derivado al resto del mundo: el café expresso,

Son dulces recuerdos, porque le echaba, azúcar a su sabor amargo.

Ahora pongo un video de otro competidor, destinado al ámbito doméstico, Nespresso