Buscar

28 ene. 2011

El observador

Durante este mes, he estado sin salir de la oficina y en mi tiempo libre leyendo, haciendo tumbing,Internet, incursionando en las redes sociales.
Continua una incertidumbre, o es que ¿los ciudadanos estamos perdiendo protagonismo frente al poder?
Quizá cada vez seamos menos importantes, porque en los ultimos tiempos han prohibido fumar, que es bueno para la salud(el no fumar), aunque crecerá la ansiedad, la incomodidad. Yo no estoy a favor de la pirateria, hay que proteger los derechos de autor y la propiedad intelectual, pero que se cierre una web por orden gubernativa, me recuerdan otros tiempos, se ha ganado en que va a ser por orden judicial. El acuerdo no es el ideal, y ahí está el presidente de la Academia de Cine de los goyas, que dimitirá. No es la ley adecuada, pero es la ley. Hemos vuelto a los tiempos en donde nos tenemos que callar. Han pasado muchas cosas y el ciudadano de a pie, sólo tiene derecho a permanecer callado y opinar lo menos posible. Yo he perdido la fe en la politica, no en la democracia, y ni izquierda ni derecha, me va devolver la ilusión.
Hay muchas maneras de hacer las cosas, pero los ciudadanos cada vez cuentan menos, trabajar el que trabaje, pagar los impuestos y hala. Volverá el tiempo del utilitario, de jugar a la loteria con la fe de que toque. El ciudadano, será un simple currante,  que trabajará toda la vida y que tendrá unas modestas vacaciones.
Parece como si no fueramos a salir nunca de la crisis, pero de la crisis se sale.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...