LA FELICIDAD DE LAS MOSCAS

En un bonito paisaje tricolor vivian un manojo de moscas que al llegar al invierno, se guardaban en los poros de las paredes de cal, de esas paredes abombadas o con protuberancias. Ya no saldrían hasta bien entrada la primavera y el verano y al estilo de las moscas cojoneras se posan en nuestros bigotes, platos, orejas, ojos. Eso es el cariño que nos tienen.
Para nosotros es una molestia.
Hay otras moscas que por lo que sea no se han podido desplazar y permanecen el invierno con nosotros.
Cuando podemos todo guisque las echa a la rue. ¡Qué penita!
Hay una anécdota oriental en la que dos moscas caen a un tarro de cristal que tenía leche.
Una le dice a la otra: aquí morimos.
Pero una insistió. La otra no hizo nada y se murió. En cambio la primera empezó a removerse y la leche la convirtió en mantequilla y se salvó.
¡Qué felices son las moscas optimistas!

Entradas populares de este blog

Qué negocio puedo poner en un pueblo ✅

Los mejores libros de marca personal y una infografia

Cómo promocionar tu pyme en redes sociales

¿Qué es una cooperativa de detallistas? Ideas para emprender ✅

20 Regalos para Navidad por menos de 20 Euros

Elevator Pitch, ¿A que te dedicas? Dimelo rápido ✅

Perdido en el Postureo. Felices Vacaciones

Ley de Cookies y Política de Privacidad

Para mejorar su experiencia de navegación este sitio utiliza cookies Más Información
2013, Webquepymes Todos los Derechos Reservados. Bajo una licencia creative commons Internacional Atribución,no comercial compartir igual