Buscar

8 dic. 2008

La economía en tiempo de Navidad

La economía en tiempo de Navidad.
En este blog que inicio, llevo pocos meses, me intereso por la economía, el empleo y la situación de los autónomos, que salen adelante con sus talleres o tiendas.
Y este año inicio una serie de análisis y meditaciones, desde la vista del hombre de la calle.



Me planteo que es necesario para que no se produzca un revés económico que las autoridades bancarias muevan ficha, me estoy refiriendo que con el tipo de interés y el Euribor actual, es el momento de que concedan ya hipotecas que tenían paradas, de que den préstamos a personas que haya garantias de que lo devuelvan, a parte de dar créditos a empresarios que vayan a crear riqueza, a crear empleo.
Para que las empresas sigan funcionando, es necesario que haya consumo [Tuitealo para que la gente lo sepa].

Por eso me planteo estas cuestiones, de la economía en tiempo de Navidad, como un "examen de conciencia" que tenemos que hacernos todos.
El Estado debería conceder premios en metálico a aquellas empresas que crearan empleo, pero desde el mismo momento que firmara un trabajador y por el tiempo que este permaneciera en la empresa, obviamente con un límite, porque puede irle tan bien a la empresa que lo tuviera toda la vida. También es aconsejable, recomendable, por Decreto-Ley, recuperar los contratos de fomento del empleo temporal con un máximo de tres años, como funcionaron en los años 90.
A parte de eso,- y lo venían haciendo las entidades bancarias-, el tema de los microcréditos, tener cada banco un fondo de capital riesgo (concertado con empresas, empresas de capital riesgo y el Estado o la Comunidad Autónoma), para préstamos de circulante a empresas establecidas de buena solvencia que esten sufriendo de liquidez y también para emprendedores que presenten un proyecto supervisado por las Cámaras de Comercio, por las Confederaciones de Empresarios y por los Colegios Profesionales correspondientes. Esto último si la entidad bancaria quiere “curarse en salud”, porque también la entidad bancaria tendría el libre albedrío de dar un préstamo a una persona, titulada o con experiencia que le presentara un proyecto para crear una empresa.
Los objetivos principales y así lo estará (me supongo, porque yo aporto mi modesta opinión) haciendo el Gobierno, es el de recuperar parte del bienestar perdido: que la gente tenga sus hipotecas, que haya trabajo y haya consumo.
La cuestión es mejorar, porque algunos agoreros dicen que la crisis va para largo.
SALUDOS .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...